Envío gratis en pedidos de $1,350 MXN o más.

¿Qué Es El Porno Feminista?

¿Porno feminista? ¿Existe? ¿Qué es? Dentro del feminismo existen dos corrientes que hablan al respecto de este tema. Las abolicionistas y las anti censura o movimiento prosex; La primera busca terminar con la pornografía y la segunda busca cambiarlo más no acabar con ello.

Es un debate que hasta el día de hoy es sumamente controversial. 

Las feministas abolicionistas perciben desde su punto que la pornografía concibe a la mujer como objeto sexual al servicio del hombre y que se ve desde un aspecto denigrante y puede ser uno de los muchos orígenes de la violencia sexual a la mujer. Robin Morgan, una poeta, escritora y activista feminista dice que la pornografía es la teoría y la violación práctica. Menciona que los hombres al ver estos videos creen tener el derecho al cuerpo de la mujer. 

Por otro lado, Gayle Rubin, antropóloga, activista y teórica en cuando a políticas de sexo cree que la pornografía no es lo que origina el machismo y sexismo, sino una consecuencia. Las feministas prosex defienden la idea de que la pornografía no es la culpa principal de toda la violencia de género sino lo ven más como un reflejo de la misma sociedad machista. Señalan que lo ideal no es la censura, sino representar de distintas formas lo que conocemos como pornografía y el acto sexual, que vengan desde otras miradas, miradas feministas y no violentas.

¿Porno Alternativo o Porno Feminista?

En este caso estaríamos hablando del porno alternativo, que dentro de este hay escenas en las que podemos apreciar cuerpos normales, cuerpos reales, vulvas reales, completamente diferentes a lo que estamos acostumbradas y acostumbrados. También se presentan situaciones más reales, es decir contemplan el placer femenino, a la mujer la hacen parte de, no un objeto de. Una de las mujeres más famosas en trabajar sobre la pornografía feminista es Erika Lust.

El hecho de prohibir la pornografía podría estar generando dobles mensajes de que el sexo es malo y es algo que se tiene que prohibir. Muchas personas, incluyendo mujeres, sienten excitación al ver a otras personas teniendo relaciones sexuales. Muchas de ellas hasta se inspiran en la pornografía. Prohibirla creemos que no traería beneficios. Simplemente crear pornografía en la que la mujer no sea un objeto sexual para el hombre y que a su vez no exista violencia coercitiva.

No a todas las personas les gusta la pornografía visual pero esa no es argumentación suficiente para intentar prohibirla, al final de cuentas el gusto se rompe en géneros y la sexualidad y las fantasías son tan diferentes en cada persona que lo que nos queda es respetar siempre y cuando no sea violento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.