Envío gratis en pedidos de $1,399 MXN o más.

Swingers: ¿Qué significa realmente?

Durante los últimos años cada vez empezamos a escuchar más el término swinger o swingers, una práctica llamativa y muy popular en las series actuales. Todos nos hemos puesto un poco calientes con una serie de esta temática, ¿o sólo nosotros?

Es una realidad que la sexualidad ha existido desde siempre, PERO ha ido cambiando dependiendo del contexto social del que estemos hablando. En los tiempos Griegos, se veneraba el acto sexual y hacían festejos alrededor de esto.

Pero conforme fue pasando el tiempo, la sexualidad se vio inhibida por la iglesia y así fueron pasando los años hasta el día de hoy.

En este momento contextual, hay ciertas prácticas que van siendo normalizadas poco a poco. Sin embargo, vivimos en una sociedad que algunas prácticas sexuales se siguen percibiendo como prohibidas o “sucias”. Sin embargo, poco a poco vamos abriendo camino a ciertas prácticas sexuales que antes eran vistas como normales. Vamos en camino hacia una liberación sexual más allá de la heteronormatividad. 

Una de estas prácticas sigue siendo de cierta manera controversial para algunas personas ya que tenemos sumamente arraigado el concepto de monogamia y fidelidad como lo normal y lo esperado. Pero NO ES ASÍ. Como lo hemos repetido varias veces y lo seguiremos repitiendo, la sexualidad es como a cada quien le acomode. Estamos hablando de la práctica swinging en español intercambio de pareja.

Y a todo este rollo, ¿qué son los swingers?

Los swingers básciamente son las personas que tienen una relación vincular que tienen relaciones sexuales con consentimiento por parte de ambos miembros de la pareja con otras parejas. La pareja tiene relaciones sexuales con otro miembro de la otra pareja y los otros dos hacen lo mismo, parece un trabalenguas, pero así es. En las relaciones sexuales siempre tienen que estar ambos y participar en el mismo momento, tal vez en algunas ocasiones uno más activo que otro. 

En este caso estaríamos hablando de una pareja que tiene “exclusividad” en el vínculo afectivo pero no en el sexual ya que comparten relaciones sexuales con otras parejas. El swinging puede suceder en lugares creados exclusivamente para esto o también son comunes las fiestas privadas swingers. También es común que dos parejas queden de acuerdo en tener encuentros sexuales de este estilo y sea algo habitual. Es importante saber que no necesariamente tienen que tener relaciones sexuales que involucren penetración vaginal o anal. Algunas parejas se limitan a tener únicamente tocamientos o sexo oral y a esto se le llama “soft swap”. Cuando existen relaciones sexuales con penetración anal y/o vaginal se le denomina “full swap”.

Todo lo que implique el swinging tendrá que tener consentimiento, reglas y una de estas es no implicar emociones en tanto al vínculo afectivo. Hay que abrirnos a experimentar más allá de lo que la norma nos dicta. Ahora, si de plano no es lo nuestro, hay que echarle la mano a aquellas personas que practican el swinging normalizándolo y dejando los prejuicios a un lado. 

¡La sexualidad existe para disfrutarla, no juzgarla!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *