Envío gratis en pedidos de $1,350 MXN o más.

Autoerotismo y Masturbación: ¿Es lo mismo?

El autoerotismo y la masturbación son términos podemos tender a confundirlos bastante y son cosas completamente diferentes. Vámonos primero por la masturbación. Lo podemos entender como la satisfacción física que generalmente como fin es el orgasmo. Y por otro lado, el autoerotismo se entiende por darnos placer de manera más general, no únicamente genital. Consentirnos, dedicarnos tiempo y también conocer nuestras sensaciones, qué nos gusta, qué no nos gusta tanto y dónde nos gusta más. 

Tenemos que aprender para poder tener autoerotismo. No es un instinto con el que nacemos, lo tenemos que desarrollar. Pero entonces ¿cómo lo podemos hacer? Tal cual podemos empezar dedicándonos unas cuantas horas, una tarde. Nos compramos algo que nos encante comer, terminando poner algo de música, darnos un baño de tina o si no tienen darnos un baño limpiando y acariciando cada parte de nuestro cuerpo. Sentirnos es elemental para el autoerotismo, no tenernos miedo, descubrirnos. Para esto también se pueden ayudar con algún juguete para cuando quieran culminar con la masturbación. 

Entonces ahora entendemos que el autoerotismo es un todo, toda la escena, no únicamente la masturbación. También podemos tener autoerotismo sin masturbación y viceversa. Sin embargo, el autoerotismo o el erotismo en pareja nos ayuda a conocer partes sensibles de nuestro cuerpo. Es sabido que los genitales son de las partes más sensibles, pero las terminaciones nerviosas las tenemos en tooooodo el cuerpo, no únicamente en los genitales. Por lo que poner en práctica el autoerotismo nos podría ayudar a encontrar más áreas placenteras. 

Un buen tip para practicar el autoerotismo es meter nuestros cinco sentidos:

Podemos combinar algunos sentidos, como poner velas aromáticas, música que nos ponga en el “mood” y tal vez untarnos un poco de crema en el cuerpo y también podemos leer algún relato erótico que nos ayude a sentirnos increíbles. Sería ideal que escojamos un día que estemos libres de presiones y de compromisos. No estar con las prisas del mundo actual, dedicarnos completamente el día a nosotras y nosotros.  

En muchos artículos y páginas lo manejan como sinónimos pero hay que tener muy en claro que no son lo mismo y que uno no va de la mano con el otro. Pero que idealmente podríamos practicar los dos al mismo tiempo para obtener más gratificación y placer sexual. Quitemos el miedo y pena que tenemos hacia nuestro propio cuerpo porque…¿cómo permitimos que alguien más nos vea y nos toque si nosotros y nosotras solas no nos atrevemos a tocarnos y vernos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.