Envío gratis en pedidos de $1,399 MXN o más.

Lubricación En Personas Con Vulva

La lubricación femenina y la erección no son lo mismo, pero sí tiene similitudes. Ambos tendrían que estar presentes para cuando vayamos a tener relaciones sexuales. Tristemente no siempre se presenta la lubricación femenina y puede llegar a ser súper doloroso y cero placentero. Es importantísimo señalar que muchas mujeres podrían no lubricar lo suficiente por distintos factores. 

Si lo vemos desde los lentes médicos, el estrógeno es prácticamente el encargado de que lubriquemos. Sin embargo, el estrógeno puede ser un sube y baja dependiendo de los momentos por los que estemos pasando. Si estamos hablando entonces de temas de estrógeno es súper importante acudir con nuestra doctora o doctor para atender este tema con terapias hormonales. Algo completamente real es que si están sometidas y sometidos a dietas con poquitita grasa o hasta sin grasa los niveles de estrógeno se pueden ver afectados y podríamos presentar sequedad vaginal. 

Por otro lado, es SÚPER importante el famoso “foreplay” o juego previo. Es una pieza elemental para la lubricación. Por supuesto que habrá momentos en los que nos sintamos muy húmedas y húmedos, sí pasa. Pero la mayor parte del tiempo, nuestra vulva necesita estímulos excitantes previos a la penetración ya sea con juguetes, dedos o pene. Y el juego previo está hecho para eso. Nos permite humedecernos y a su vez tendremos más excitación y deseo y así como una bola de nieve, incrementará el placer y hasta el mismo orgasmo. 

Un hecho real, es que una de las causas más frecuentes de la falta de lubricación es este apuro de la persona con pene por penetrar y esto puede frenar por completo el deseo y la excitación. Las personas con vulva tienen diferente respuesta sexual a las personas con pene y parte de esto es que cada persona con vulva necesita cierto tiempo (cada persona es diferente) para lubricar. Ahora, de no ser así existen los lubricantes externos. Perdámosle el miedo a estos. No tiene nada de malo que no lubriquemos tanto, así es nuestro cuerpo y hay que aceptarlo tal cual es. Para esto se inventó el lubricante y qué mejor que usarlo. Existen diferentes tipos de lubricantes que pueden generar sensaciones más intensas y otros que son de sabor y podemos usarlos para diferentes prácticas sexuales. 

Un tip que les damos es usar el lubricante externo como juego previo. Podemos dar masaje a nuestra pareja y que nos den uno de regreso y utilizar el lubricante. En cuanto a los lubricantes de sabores podemos meter juegos que despierten nuestros sentidos. Tapa los ojos de tu pareja y que huela los distintos lubricantes de sabores para eventualmente practicar sexo oral. Finalmente existen los lubricantes que juegan con la temperatura. Son súper estimulantes, la sensación se calor y frío puede estimular muchísimo tus sentidos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *